Tras reunirse con Carreras, Aguiar llama a pensar en la post pandemia

0
170

El dirigente consideró que “se deben apoyar propuestas nacionales con impacto provincial y reeditar iniciativas locales”.

Tras la reunión que mantuvo con la gobernadora Arabela Carreras, el secretario adjunto de ATE Nacional y secretario general de la CTA Autónoma de Río Negro, Rodolfo Aguiar, consideró que deberían respaldarse en el Congreso de la Nación propuestas que tengan un impacto provincial, como la renta básica universal y el impuesto sobre las grandes fortunas, pero también a reeditar algunas iniciativas locales como la instrumentación de las Tarjetas Estatales de Crédito y Compras. «Hay que gestionar en el presente para evitar que el costo de la crisis afecte a trabajadores, jubilados y a otros sectores sociales, pero también comenzar a pensar en medidas para la post pandemia», destacó.

El dirigente estatal considera que «enfrentamos una pandemia que amenaza la salud de la población y genera una crisis económica grave e inesperada» y por ello destacó la implementación de medidas tanto nacionales, como el salario universal que asegure un ingreso a quienes no tengan trabajo formal unificando con otras asignaciones o el impuesto a las fortunas que superen los 200 millones de pesos (siendo más de 12 mil personas), como las provinciales, haciendo hincapié en el proyecto aprobado en 2018 para la creación de dos tarjetas de créditos y compras para los trabajadores del sector público, el cual hasta ahora no llegó a implementarse a pesar de su financiación, habiéndose erogado hace dos años más de 7 millones de pesos.

«Los representantes rionegrinos de todas las fuerzas políticas en el Congreso Nacional deben respaldar proyectos que tengan una repercusión positiva en la provincia y permitan la recuperación de todas las economías regionales, como podría ser el establecimiento de un salario o renta universal y un impuesto sobre las grandes fortunas que sea coparticipable», consideró el adjunto estatal.

Aguiar reforzó la idea de que «estas propuestas nacionales deben ser acompañadas con otras medidas locales” y enfatizó que en “el complejo escenario actual es absolutamente propicio para reeditar algunas iniciativas orientadas a beneficiar a los trabajadores, como las tarjetas de crédito y compras estatal». Este proyecto está orientado a garantizar el poder de compra de los trabajadores a través de condiciones más favorables y editar la toma de créditos usurarias por parte de otras entidades.