SAO: inician proceso de reconstrucción virtual en causa de homicidio

0
184

Durante la jornada de ayer se realizó en San Antonio Oeste la última de múltiples medidas de prueba llevadas a cabo en el marco de la investigación penal preparatoria de la causa que investiga la muerte de Vicente Rolando por la que se encuentran imputado un hombre y un adolescente. El primero de ellos está cumpliendo una medida cautelar de prisión preventiva.

En el marco de la investigación penal preparatoria que se lleva adelante, diversos testimonios generaron a las partes la necesidad de determinar fehacientemente las circunstancias que rodearon los hechos según la teoría del caso de la acusación y la defensa pública. La misma reforzará una gran cantidad de pruebas entre las que se cuentan testimoniales, exámenes médicos, cotejos análisis y pericias del CIF además de aquellas realizadas sobre diversos elementos secuestrados en allanamientos varios.

De la medida desarrollada en el día de ayer en la plaza local “Ilsen Aimé Tolosa” ubicada sobre calles Islas Malvinas y Marineros participaron el Fiscal Gustavo Arbues y los Defensores Carlos Dvorzak y Juan José Alvarez Costa en representación del acusado menor de edad.

A cargo del los referentes de la Unidad operativa de Investigación y el Departamento de Reconstrucción virtual, la tarea incluyó la inspección ocular de la zona en donde se produjeron los hechos y luego la utilización del Faro 3D, lo que permitirá luego volcar los datos obtenidos en un software especial y realizar luego la reconstrucción virtual de la pelea. Para ello se tendrán en consideración diversos indicios recabados en el marco de la presente investigación que llegaría a la instancia de control de acusación en mayo.

A partir del escaneo del lugar se obtiene una nube de puntos que otorga precisiones acerca de distancias y posiciones y ello junto a la información que se obtiene de la totalidad de las pericias, se coteja con dicha nube resultado de la tecnología del faro 3D con el que cuenta el Ministerio Público reproduciendo así la escena del hecho de forma fehaciente.

Cabe recordar que el hombre murió el 12 de febrero de 2021, 40 días después de haber sido golpeado con puños y patadas en la zona craneal y en el rostro, en el hospital Artémides Zatti de Viedma en el que se encontraba internado desde el momento de los hechos a causa de paro cardiorespiratorio por traumatismo de cráneo grave y sepsis. Un día después se formuló cargos a tres personas por el delito de homicidio simple, uno de ellos fue sobreseido por no existir elementos que lo vinculen al hecho criminal.