ATE comenzó el paro de nacionales con una protesta en PAMI

0
129

El sindicato se concentra en Alem 158 de Viedma. Habrá también movilizaciones en la ANSES de Roca y en el Centro Atómico de Bariloche a partir de las 10, entre otros puntos de la provincia. Reclama reapertura paritaria y el pase a planta de 72.000 trabajadores

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) realiza este miércoles paros y protestas en los organismos nacionales que funcionan en la provincia, en demanda de reapertura paritaria y pase a planta permanente, entre otros reclamos. A esta hora, una multitud se concentra en la sede del PAMI en Viedma y a partir de las 10 lo hará en la ANSES de Roca (La Pampa 1241) y el Centro Atómico de Bariloche (Bustillo 9500). 

La medida afecta el normal funcionamiento del INTA, INTI, Desarrollo Social, Senasa, PAMI, Anses, Migraciones, Parques Nacionales, Agricultura Familiar, Conicet, Ministerio de Trabajo, Senaf, IOSFA, Enacom, Vialidad, CNRT, ANAC, Ministerio de las Mujeres, SRT, Correo Argentino, Agencia Nacional de Discapacidad, Ministerio de Ambiente, CNEA, Universidad Nacional de Comahue, Defensa, Marina, Justicia y Derechos Humanos.

ATE reclama el pase a planta permanente de 72.000 trabajadores que permanecen en el Estado nacional bajo relaciones laborales informales y sin estabilidad, algunos con más de 20 años de antigüedad. El presidente Alberto Fernández asumió el compromiso de revertir esa precariedad apenas asumió, pero prácticamente fue incumplido.

Además, ATE demanda una reapertura paritaria y el adelantamiento de las cuotas de aumento salarial acordado meses atrás. Se trata de un 12% en octubre, 10% en enero y 10% en marzo. 

“La inflación imparable y la pérdida de poder adquisitivo nos empuja a reclamar un anticipo de las cuotas del último aumento”, dijo Romeo Aguiar, coordinador de trabajadores nacionales de ATE Río Negro. “Los precios aumentan sin anclas anti inflacionarias y nuestros salarios se convierten en variable de ajuste”.

El sindicato exige además respuestas al deterioro edilicio, la ausencia de mantenimiento e insumos, las condiciones precarias de seguridad e higiene y el cierre de algunas oficinas, lo que impacta directamente en el déficit de los servicios del Estado nacional en Rio Negro.