Repudio del Gobierno a los actos de violencia contra la Intendenta Liliana Martín, ATE se «despega» de los hechos

0
363

La Gobernadora Arabela Carreras y todo su equipo de Gobierno expresaron su solidaridad con la Intendenta de Allen, Liliana Martín, y repudiaron los hechos de violencia generados este martes en su contra, presumiblemente vinculados con la discusión salarial con los empleados municipales.

El Gobierno rionegrino repudia todo tipo de violencia proveniente indistintamente de cualquier sector, ratificando que el diálogo es la única alternativa para la resolución de conflictos.

Se cuestiona además la utilización de ciertas prácticas en el marco del conflicto, como la tira de basura en el frente del Municipio ocurrida días atrás, entre otras, que nada tienen que ver con la búsqueda de una salida a la actual situación.

Desde el Gobierno Provincial se vienen proponiendo espacios de encuentro, y se seguirá en este camino en la búsqueda de una pronta resolución al conflicto.

ATE se despegó del hecho

Luego de que trascendieran hechos de violencia que habrían sido ejercidos contra la casa de la intendenta de Allen, Liliana Martín, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) manifestó su enérgico repudio contra todo método de protesta que no sea pacífico y desvinculó a la masiva movilización que tuvo lugar en el día de ayer de los daños materiales a los que refiere la intendenta Liliana Martín, puesto que siempre la convocatoria fue en el marco de la ley y de manera pacífica.  

En este sentido, ATE destacó la movilización que se realizó en la tarde de este martes junto a cientos de familias y de vecinas y vecinos de todas las edades, que apoyaron la justa demanda de los trabajadores y trabajadoras municipales por salarios que superen la línea de pobreza. 

En este sentido, el sindicato adelantó que las protestas van a continuar y se profundizarán  frente a la falta de respuesta del ejecutivo local que hasta el momento solo ha hecho oídos sordos al reclamo de la empobrecida clase trabajadora de Allen. 

“Los conflictos se resuelven con diálogo y garantizando los derechos salariales y de condiciones laborales de los trabajadores. Solamente con diálogo con las organizaciones legalmente reconocidas y en las instancias que garantiza la ley se puede resolver una situación que se extiende en el tiempo por falta de voluntad política”, dijo Carolina Suarez, secretaria general de la seccional Allen de ATE. 

Así, el sindicato manifestó que seguirá reclamando respuestas al poder ejecutivo local y salarios por arriba de la línea de pobreza en la localidad.