Genera polémica la reafiliación al PJ de David Pereyra, ex funcionario de JSRN

0
83

El legislador José Luis Berros publicó en su Facebook personal una foto recibiendo la afiliación del ex funcionario de la gestión de Sabina Costa, David Pereyra, como integrante de la Unidad Básica en formación ‘La Patria es el Otro’ y el hecho desató la polémica en los ámbitos políticos y gremiales de la ciudad de Allen. Otros afiliados que se habían ido a Juntos Somos Río Negro firmaron su regreso al Partido Justicialista en esta nueva agrupación interna.

Pereyra fue funcionario en dos oportunidades durante la gestión de la ex intendenta Costa y tuvo salidas conflictivas, involucrado en dos hechos de diferente naturaleza.

En su primer paso como funcionario debió renunciar su cargo de Secretario de Desarrollo Social luego de que la Asociación de Trabajadores del Estado realizara un paro tiempo indeterminado solicitando su renuncia y la de otros funcionarios, en el marco de denuncias y violaciones que habían sido víctimas trabajadoras municipales, delito por el que fuera condenado otro funcionario.

Los hechos sucedieron entre 2015 y principios de 2016, época en la que Pereyra tenía el cargo de secretario de Acción Política de la Unidad Básica de Allen. Los hechos denunciados por las trabajadoras municipales se sucedieron en el interior de la sede del Partido Justicialista, donde los funcionarios municipales organizaban reuniones nocturnas. Como consecuencia de estos hechos, el entonces presidente del partido, Martín Soria, con el aval del Consejo del Partido, llevaron adelante la intervención y posterior normalización de la Unidad Básica de Allen. La solicitud de expulsión en contra de Pereyra y otros dirigentes quedó sin efecto luego de que ese sector se afiliara a Juntos Somos Río Negro.

Pereyra fue luego coordinador de la Oficina de Empleo y renunció al cargo en medio de la investigación por la rendición de un aporte provincial que había recibido una asociación de la que era presidente. La ONG Chachai Querido recibió un aporte provincial de 80 mil pesos y cuando se exigió la rendición de cuentas, casi un año y medio después, surgieron una serie de irregularidades que derivaron en una segunda renuncia de Pereyra como funcionario del municipio, que se hizo efectiva en agosto de 2016.

El secretario general de la Unidad Básica Alejandro Fernández, al ser consultado por el tema, repudió la reafiliación de Pereyra. “Nosotros queremos hacer otra clase de política y erradicar a todos estos personajes que usufructuaron y quieren seguir usufructuando el peronismo, Pereira fue parte de la conducción de la Unidad Básica que fue intervenida por Martín Soria por un penoso hecho que pasó dentro de la propia Unidad Básica”, explicó el dirigente justicialista.