Allanamientos en Guardia Mitre por tenencia ilegal de fauna protegida

0
160

Dos viviendas ubicadas en la localidad de Guardia Mitre fueron allanadas en el marco de una denuncia realizada por un representante de la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático por tenencia ilegal de fauna protegida. Las medidas requeridas por la Fiscalía en turno dejaron como resultado el secuestro de 34 cardenales amarillos, un ejemplar de cabecita negra y un loro hablador

Asimismo se secuestraron diversos elementos como jaulas, tramperas, transportadoras, alimentos para aves, todo lo cual quedó al resguardo de personal de fauna y ocho celulares que serán peritados por la Oficina de Investigación en Telecomunicaciones de la Procuración General.

Tal como se explicita en la denuncia realizada por el Subsecretario de Biodiversidad que dio origen a los allanamientos, “la especie cardenal amarillo es de vital protección por encontrarse en peligro de extinción debido a la captura, tenencia y venta legal. Además en abril de este año fue declarada como monumento natural provincial a través de la Ley N° 5637”.

“La tenencia de ave silvestres representa un riesgo sanitario ya que se pueden transmitir distintas zoonosis de animales a humanos. En el caso de las aves la más conocida es la Psitacosis que ha causado pérdida de vida humanas en nuestra provincia y en el país”.

Son diversas las causas que se sustancian en la provincia de Río Negro a partir de infracciones a las leyes Nacionales de protección de los animales (N° 14.346), Protección y Conservación de la Fauna Silvestre, Tráfico y venta ilegal de animales (Ley 22.421) y la Ley Provincial Q 2056 de Fauna Silvestre.

En este sentido la Procuración General de Río Negro suscribió una Instrucción que determina que los fiscales de la provincia no podrán aplicar el beneficio de la Suspensión de Juicio a Prueba a aquellas personas imputadas en casos de crueldad animal.

En tanto, las especies de fauna silvestre están protegidas y está prohibida su comercialización. En el marco de dicha ley se pueden denunciar comercios, veterinarias, ferias que realicen venta ilegal de animales o productos derivados de la fauna silvestre así como personas u organismos que tengan en su poder este tipo de animales que se encuentran en peligro de extinción o aquellas que realicen transporte, acopio, caza o recolección de forma ilegal.