Para Aguiar, se tiene que terminar con la especulación de los formadores de precios

0
28

El Secretario Adjunto de ATE Nacional, Rodolfo Aguiar, catalogó de “ineficaz” el congelamiento de precios a productos de supermercado dispuesto por Gobierno nacional y consideró que “se tiene que terminar con la especulación de los formadores de precios y se debe empezar a escrachar a los empresarios que no cumplan».

«Es la historia la que ha demostrado que los controles de precios han sido ineficaces si los mismos no forman parte de programas de transformación económica más amplios”, explicó el dirigente. A partir de la Resolución 1050/21, el Ejecutivo retrotrajo los precios de 1432 productos a sus valores del 1 octubre y se mantendrán congelados hasta enero de 2022.

La medida fue duramente cuestionada por el sector privado, especialmente por los dueños de los principales grupos económicos involucrados en la cadena de producción y venta de estos bienes esenciales, los cuales concentran las principales ganancias en la cadena. En Argentina, el 74% de la facturación de productos de góndola es representado por tan sólo 20 empresas: Molinos Río de la Plata, Arcor, Unilever, Mastellone, Coca Cola, Danone, Procter & Gamble, Cervecería Quilmes, Pepsico, Mondelez, Nestlé, Bagley, entre otras. 

En esta línea, el adjunto estatal aseguró que «los precios de la mayoría de los productos se elevan por prácticas monopólicas” y detalló: “Hay que ponerle fin a la alta concentración económica en el mercado de los alimentos. Debemos exponer públicamente a los grupos empresarios que persiguen ganancias inmorales a costa del empobrecimiento de la gente».

«La pandemia puso a prueba la economía mundial. En la Argentina el desafío es lograr un shock de distribución para aumentar la demanda y dinamizar el mercado interno”, indicó Aguiar y agregó: “Las características del gran empresariado de nuestro país tornan inútil el congelamiento de los precios para tratar de bajar la inflación y el poder adquisitivo de los trabajadores y jubilados continúa cayendo».

Varias de las empresas alcanzadas por la medida aumentaron fuertemente sus ganancias en el último año. En el caso de Molinos Río de la Plata, una de las principales opositoras a su aplicación, informó a la Bolsa de valores que durante el primer semestre del 2021 obtuvo 998 millones de pesos de ganancia.

«El Gobierno debe entender que este tipo de medidas debe ser acompañada con el aumento de salarios y jubilaciones, además de un salario universal para quienes se encuentren en la informalidad», concluyó Aguiar. El último informe del Indec señaló que la Canasta Básica Alimentaria aumentó 2,7% en septiembre y en el año acumuló una suba del 32,3%