Juan Bolcich, pionero del hidrógeno en el país y el mundo, se entusiasma con el programa rionegrino

0
156

El físico e ingeniero Juan Carlos Bolcich, uno de los científicos más prestigiosos del mundo en investigaciones y desarrollo del hidrógeno, se convirtió en el más entusiasta promotor del programa Hidrógeno Verde, impulsado por el Gobierno de Río Negro en busca de energía limpia que contribuya a desandar el drama planetario del cambio climático.

“Felizmente podemos colaborar con la iniciativa Hidrógeno Verde Río Negro, que por iniciativa de la gobernadora Arabela Carreras se ha conformado en un grupo de estudio, de difusión, que va a posicionar a la Provincia entre los primeros lugares en donde se use esta forma de energía”, afirmó el investigador y tecnólogo.

No hay un nombre más y mejor asociado con el hidrógeno en Argentina que el de Juan Carlos Bolcich, el ingeniero que en los ’80 comenzó a pregonar en Bariloche las virtudes de este elemento, su potencial como combustible abundante y no contaminante, y a desarrollar facilidades para demostrarlo.

Fue legendario el Renault 9 bordó, con el emblema de la Comisión Argentina de Energía Atómica y la palabra HIDRÓGENO en sus laterales, con el que se paseaba en 1997 por la ciudad usando este gas como único combustible, que cargaba en un pequeño cilindro y hacía combustión en un motor adaptado por él en los talleres del Centro Atómico Bariloche.

Menos conocido pero famoso en el ámbito científico y tecnológico fue un poderoso motor V8 que hacía rugir dentro del taller con el mismo sistema a hidrógeno.

Bolcich advirtió a la par de la vanguardia científica en el mundo el impacto del uso de combustibles fósiles en la atmósfera y la formación del efecto invernadero y el calentamiento global por la carga de gases como el dióxido de carbono (CO2), lo que lo llevó a estudiar el hidrógeno y energías alternativas, y desarrollar estas tecnologías.

“El hidrógeno es el átomo número 1 de la Tabla Periódica de los Elementos. Es el elemento más simple y abundante del universo. No tiene carbono y no es nocivo para la salud ni el ambiente. En la combustión sólo libera vapor de agua. Hay que manejarlo con determinados cuidados y de eso sabemos bastante, porque hace muchos años que se lo utiliza en varios campos”, explicó.

Voz autorizada

Así Bolcich fundó en 1996 la Asociación Argentina de Hidrógeno, de la que es Presidente, y es vicepresidente para Latinoamérica de la Asociación Mundial de Hidrógeno, y viajó por el mundo con su ciencia y tecnología, llegando incluso al Vaticano, a donde lo convocó el papa Francisco para implementar algunos desarrollos vinculados a la encíclica ambiental Laudato Si.

Como voz autorizada fue el iniciador de las charlas “Jueves de Hidrógeno”, impulsadas por el secretario de la Gobernación Daniel Sanguinetti, en el marco del programa Hidrógeno Verde de la Secretaría General de la Gobernación.

“Es una gran visión de la gobernadora Carreras, quien me sorprendió las veces que hemos conversado por los conocimientos que tiene sobre el hidrógeno. Vamos a llevar adelante un programa para que Río Negro se posicione como uno de los lugares que empieza a usar esta forma de energía”, sostuvo Bolcich.

Destacó la definición del Gobierno como política de Estado de la Provincia y consideró que “Río Negro está en condiciones de ser un innovador y productor de estas tecnologías, con el consiguiente valor agregado y la generación de empleo que traerá aparejadas”.

“Río Negro va a ser un ‘big player’, un gran jugador en materia de hidrógeno, para lo cual hay que mantener una política de Estado, tener claros los conceptos, convocar a los que puedan aportar algo y eso es lo que se está haciendo”, agregó.

Dijo que en la transición de los combustibles fósiles al uso del hidrógeno hay una matriz energética diversa y cada vez más limpia, y que en ese camino “una de las opciones es mezclar gas natural con hidrógeno, lo que se puede hacer perfectamente”.

“Hay que pensar que la combustión del hidrógeno sólo produce vapor de agua. Estamos en presencia de algo que es totalmente limpio, inagotable, abundante, y con gestión distribuida va a dar los beneficios de mejora de la calidad de vida para todos los habitantes”, expresó.