Aguiar lamenta que “se bajen salarios y se garanticen ganancias al campo»

0
212

Aseguró que con la convocatoria de mañana empezarán a “construir la otra calle con protestas en todo el país”.

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) realizará mañana una Jornada Nacional de Lucha con paros, protestas, movilizaciones y desconexiones en todo el país en rechazo a la endeble oferta salarial del Gobierno, aceptada de forma cuestionable por UPCN. «Por más esfuerzos que hagamos, no existe ninguna posibilidad de aceptar un aumento que va a dejar los salarios del sector público muy por debajo de la inflación durante este año”, aseguró el secretario adjunto estatal, Rodolfo Aguiar. 

“El ofrecimiento del 7% sorprendió porque este gobierno tiene la obligación moral de reparar la destrucción de los ingresos que se impulsó durante los últimos cuatro años», consideró el referente nacional explicando que se movilizarán «en todo el país y serán variadas las modalidades de protesta porque hay que empezar a construir la otra calle”. Una caravana de autos partirá a las 11 desde la Avenida 9 de Julio en la Ciudad de Buenos Aires hasta el Congreso de la Nación, donde concluirán en un acto final, mientras que en el resto del país participarán con movilizaciones similares.

Aguiar apuntó también contra el paquete de medidas económicas anunciadas por el Gobierno la semana pasada, sosteniendo que “resulta muy difícil de digerir que se decida una rebaja salarial y al mismo tiempo se les asegure más ganancias al campo, reduciendo las alícuotas para la exportación de soja, todos sus derivados y también a la carne». Los derechos de exportación para estos productos bajaron de 33% a 30% a partir de octubre con la intención de volver al porcentaje inicial en enero. 

«Si a esto sumamos la reducción para la minería, tenemos la sensación que estamos perdiendo la pulseada y el costo de la crisis lo vamos a pagar trabajadores y jubilados», indicó el adjunto de ATE. Para este sector exportador, el porcentaje se redujo al 8% como tope máximo.

El reclamo será acompañado por otras organizaciones y sindicatos estatales nucleados en la CTA Autónoma, como Fesprosa y Conadu Histórica, de profesionales de la salud y docentes universitarios, respectivamente. «El incremento propuesto, además de su componente económico, tampoco tiene sustento político. No se pone el acento en el mercado interno ni se incentivan los consumos populares y de la clase media como única posibilidad de lograr una rápida recuperación de la economía. Se deben dejar atrás los efectos de la pandemia mediante el aumento de las ventas para favorecer la creación de empleos en los comercios y las pymes», concluyó Aguiar.