Rio Negro participó de la reunión de la Comisión de Pesquería de Langostino

0
191

El Gobierno de Rio Negro a través de Producción y Agroindustria y su Subsecretaria de Pesca participaron de la reunión de la Comisión de Seguimiento de la Pesquería de Langostino (Pleoticus muelleri) en aguas nacionales.

“Esto es muy importante para la provincia porque de la pesca que se haga de ese langostino en aguas nacionales, depende lo que ingrese al Golfo San Matías y las posibilidades futuras que tengamos de pesca en dicha zona. Participamos para asegurarnos que las medidas de manejo que se toman en el orden nacional sean las apropiadas a los efectos de garantizar que existan recursos para desarrollar las pesquerías nuestras”. Destacó Jorge Bridi, Subsecretario de Pesca de la provincia.

La Dirección de Planificación Pesquera realizó dos presentaciones, una con la evolución de los desembarques de la pesquería al 16 de septiembre de 2020, comparada con los años anteriores, y otra sobre el comercio exterior de los productos de langostino en 2020, con la identificación de la exportación por productos de acuerdo a la modificación de la apertura del nomenclador arancelario. El Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP), así como los integrantes del Programa Merluza del INIDEP presentaron sus informes oportunamente.

“Si bien las medidas de manejo las toma el Consejo Federal Pesquero muchas de las propuestas surgen de estos encuentros, discusiones que hay entre el sector privado y los estamentos de investigación en el seno la Comisión de la Pesquería de Langostino. Son fundamentales para conocer datos y de esa manera poder pensar el manejo de los recursos, ya sea de langostino o merluza a futuro”. Cerró Bridi.

Participaron del encuentro también la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP) y la Cámara de Armadores y Congeladores de la Argentina quienes plantearon sus inquietudes en cuanto por ejemplo a las áreas de pesca, se destacó la necesidad de encontrar un dispositivo selectivo para reducir el descarte de merluza a lo mínimo indispensable, entre otros.