Amenazas y nuevo intento de desalojo a familia de crianceros de Mainqué

0
375

El intendente de Mainqué, Miguel Petricio, fue denunciado por un «nuevo atropello» en contra de una familia de la zona rural de Santa Lucía, luego de que con maquinaria y personal municipal quitara los alambrados y ordenara el derribo de la vivienda, hecho que fue impedido por los vecinos, arriesgado su propia integridad, al colocarse delante de las máquinas.

En el lugar viven Claudio Placencia, Verónica Vidal y sus cinco hijos menores, una familia de pequeños crianceros, establecida en el lugar hace unos 25 años. Según consta en la denuncia que presentaron, el martes 16 de junio pasado, a las 9.30 de la mañana, ingresaron al hogar de los Placencia el intendente Miguel Petricio junto a unos 25 trabajadores municipales, conduciendo dos máquinas viales, una cargadora, una motoniveladora, un tractor con acoplado y cinco camionetas municipales. Al volante de una de estas últimas estaba el propio intendente, involucrado en la denuncia.

“Le pregunté por qué me hacía esto, me dijo que él era el intendente de Mainqué, que él hacía lo que quería, que a los milicos se los pasaba por las bolas, que vaya a hacer la denuncia, después de tirarme el alambrado empezamos a discutir y le dio la orden al de la máquina que tire la casita, yo me desesperé, agarré un fierro y le entré a pegar a la máquina, mi señora “, entró a romperle las camionetas, mis hijos lloraban”, relató Placencia.

También precisó que vive en el sector desde hace más de 25 años, que son terrenos fiscales y que el alambrado lo había colocado para que una yegua de su propiedad no se fuera hasta las chacras cercanas.

Finalmente denunció que Petricio antes de retirarse lo amenazó. “Esto no va a quedar así, yo voy a volver, si yo quiero pago a dos o tres personas que te hagan cagar con tu familia, porque ustedes indios de las sierras son unas ratas”, contó Placencia sobre los dichos de Petricio.

Tiempo atrás, en septiembre de 2018, otro pequeño campesino, que vive a un kilómetro y medio, Alexis Zamora, sufrió un hecho similar. En su ausencia, mientras realizaba un trámite en Roca, el intendente Petricio comandó una cuadrilla de operarios que arrasó su puesto, saqueó su vivienda, quemó las pertenencias que le quedaban y se llevó todos sus animales.

Zamora tiene su puesto en un predio fiscal de la barda norte de Mainqué desde hace cinco años y tiene el trámite de tenencia provisoria iniciado en la Dirección de Tierras. El productor contó que desde hacía un tiempo el intendente los venía hostigando a él y a sus vecinos para que desocupen el lugar y que finalmente realizó este desalojo compulsivo sin mediar intimación ni orden judicial. Zamora regresó a vivir al puesto, junto a su esposa y sus cuatro pequeñas hijas, reconstruyó la vivienda con ayuda de vecinos y familiares, pero nunca pudo recuperar sus animales.

Vecinos de Santa Lucía también han llevado una causa en contra del municipio por contaminación ambiental, logrando un fallo favorable en el Superior Tribunal de Justicia que le impide al municipio continuar con el vertido de líquidos cloacales de camiones atmosféricos en ese sector rural, a que presente un plan de remediación ambiental y la información sobre el avance del plan director de obras cloacales para la localidad.

Sin revestir el carácter de denuncia penal, como en los casos de Placencia o Zamora, Miguel Petricio ha sido escrachado en redes sociales por el carácter violento, sexista, machista o xenófobo de muchas de sus expresiones o posteos, e incluso fue denunciado por publicar en redes sociales la identidad de uno de los pacientes que dio positivo al análisis de COVID 19.