Pejerrey manila, la visita más esperada del otoño

0
1497

Pasa todos los mayo, aunque este año por la pandemia los estamos buscando en junio. Suben desde el sur cuando las aguas del Atlántico Sur en donde viven durante la mayor parte del año se enfrían demasiado. A fines de abril llegan a Puerto Madryn donde se los conoce como “corno” y  en julio llegan a las costas marplatenses donde se lo denomina “pejerrey patriota” porque su pesca es habitual en las fiestas patrias. En el medio, pasan o se instalan en nuestras costas y los pescadores se vuelcan a las playas del noroeste rionegrino buscando el “Manila”.

Corno, Cuerno, Patriota, Colita amarilla o Manila son nombres que hace referencia al “Basilichthys smitti” un tipo de pejerrey que migra todo los años sur a norte a fines de otoño y principios del invierno.

Muchas son las hipótesis del motivo de su presencia en esta zona. La más relevante indica que vienen huyendo de las corrientes frías de Malvinas para poder mantener a temperatura ideal la maduración de sus huevas, ya que en el sur la temperatura del agua en el invierno es de unos cuatro grados y en la costa rionegrina alcanza los siete u ocho grados. Al ingresar las corrientes de Brasil que traen aguas más cálidas, provocan nuevamente el ascenso de la temperatura del océano en la plataforma continental argentina y es cuando el manila retorna a su lugar de origen para desovar con condiciones ideales.

El manila es un excelente nadador, muy voraz y realiza sus migraciones por razones alimenticias y de desove, luego vuelven a sus caladeros naturales y desovan en aguas tranquilas y muy frías del sur argentino. , es decir vienen a lo que tengan que hacer y entre ellos para satisfacer a los pescadores deportivos que para estas épocas lo único que pueden capturar so los famosos cornos.

Otra teoría sostiene que los manilas vienen persiguiendo los grandes cardúmenes de cornalitos que llegan al mismo tiempo. Lo cierto es que la temperatura influye claramente en sus hábitos migratorios, ya sean propios o los de sus primos màs pequeños. Y para muestra basta un botòn:  este año, con un abril muy caluroso en la Patagonia, se retrasó un par de semanas la llegada de la especie a las costas rionegrinas.

Bahìa Creek, Pozo Salado, Bajada de Echandi y principalmente La Ensenada son las playas más importantes para este tipo de pesca en el camino de la Costa, aunque las Grutas, las conchillas y varios sitios en San Antonio Este no se quedan atràs. Desde el espigòn hacia El Còndor, debido a la turbidez del agua, generalmente no se pesca. Es en La Ensenada (Bahìa Rosas) donde se concentran mayor cantidad de aficionados ( hasta seiscientos en un feriado apacible) y causa una verdadera revolución en el deporte de la èsca cada vez que se anuncia su llegada.

El pique

 El Manila tiene un pique franco y voraz que se repite insistentemente, siendo frecuentes sus capturas en dobletes y hasta tripletes. Hay que saberlos esperar y aprovechar su visita, generalmente muy corta pero rendidora. En una sola jornada un pescador mediocre suele superar las treinta piezas. Es una especie que hay que “buscar”. Es decir hay que mover la caña y no dejarla estacionada para lograr repetidas capturas.

Carnada

Las «tradicionales»: camarones y langostinos frescos sin pelar o pelado, filetes de: magru, pejerrey, dientudos, cornalitos; y las «no tradicionales»: tripa de pollo, panceta, pecetto, mondongo, fumetas, anchoitas frescas, en aceite y sal. En pesqueros del Uruguay los pescan con dos carnadas excluyentes: panza e hígado frescos de pollo, tal es así que las pollerías tienen cartelitos donde se promociona la venta de carnadas para pejerrey.

Equipos

Los primeros Manilas que son los más espectaculares se pueden pescar con cañas enterizas acción 05/06/07 de 3,50 a 4,20 metros de largo según estado del mar, si van a pescar en playas, barrancas y/o pedregales y en la elección de la caña tiene mucho los vientos reinantes y el accionar de los peces; los «cultores» de esta pesca aconsejan llevarse dos equipos: fondo y flote para buscar los pejerreyes.

En reeles, se recomiendan rotativos o frontales medianos cargados de nylon del 033 al 042 y chicotes al 050.

Cada pescador tiene su propio «aparejito», con o sin boyas elevadoras. Uno típico, es una madre con nylon 037 al 050 de unos tres metros con 2, 3 o 4 brazoladas, la última que pase o no el rulero y plomo; anzuelos No. 1 al 3, plomos de destrabe, peritas, satélites de 100 a 195 grs., rulero cebador y cebas.- Siempre hay que tener en cuenta que la pesca en el mar es variable, con continuos movimiento por efecto de las mareas, levas, marejadas, correntadas y entonces hay que llevar diversos plomos.

Nombre cientifico: Basilichthys smitti

Tamaño maximo: 50 cm.

Otros nombres: cuerno, pejerrey austral, coja amarilla, de manila, Patriota

Especie marina, vive sobre fondo de arena y pedregullo hasta 10 mts. de profundidad, 38º a 52º de Latitud Sur.-

Descripciòn: Cabeza muy pequeña y aplanada en su parte superior, cuerpo delgado y comprimido regularmente, la cola termina en horqueta, color general blanco con una franja plateada a lo largo de los flancos, la aleta caudal es amarillo pálido con borde negrusco. Tamaño corriente entre 20 y 30 cms. ejemplares excepcionales de 40 a 50 cms.-