Recomendaciones para prevenir el Síndrome Urémico Hemolítico

0
367

El Ministerio de Salud de Río Negro brinda recomendaciones para prevenir el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) y recuerda que ante posibles síntomas, se debe consultar al médico.

¿Qué es el SUH?

En Argentina, el SUH,  es una enfermedad endemoepidémica que puede producir daño severo en los riñones y hasta la muerte. La causa principalmente una bacteria “Escherichia coli” productora de toxina Shiga (STEC) y presenta la mayor incidencia a nivel mundial en niños y niñas menores de 5 años.

La misma se produce al consumir agua y alimentos contaminados con STEC y también por el contacto con animales o personas infectadas. Afecta principalmente a bebés, niños y ancianos y a personas con el sistema inmune deprimido.

La principal forma de contagio es el consumo de carne picada insuficientemente cocida, leche no pasteurizada, frutas y verduras lavadas con aguas contaminadas u otros alimentos contaminados.

Otras formas de contagio se encuentra en la realización de actividades en el ámbito rural, el contacto directo con ganado u otros animales, aguas recreacionales que puedan estar contaminadas y también se puede contagiar de persona a persona por la falta de higiene en las manos.

Síndrome: Porque la enfermedad se manifiesta a través de un conjunto de  síntomas y signos.

Urémico: Porque existe un compromiso en los riñones que puede llevar a una  insuficiencia renal.

Hemolítico: Porque afecta a la sangre, se desintegran los glóbulos rojos y  disminuyen las plaquetas en la sangre.

La mejor forma de prevenir esta enfermedad es:

1- Lavarse bien las manos con agua y jabón antes de comer o de procesar los alimentos y después de ir al baño o de tocar carne cruda. Asegurarse  de que los chicos también lo hagan.

2- Cuidarse en casa, cocinar bien las carnes (especialmente la carne picada) y exigir en los locales de comida que las hamburguesas estén bien cocidas.

3- No usar el mismo cuchillo o superficie (tablas, mesadas) que se usaron para cortar carne cruda, sin antes lavarlos bien con agua y detergente.

4- Evitar el contacto de la carne cruda con otros alimentos

5- Consumir leche y otros lácteos pasteurizados y bien conservados.

6- Conservar alimentos frescos y cocidos en la heladera

 7- Usar agua potable para el uso y el consumo. Ante la duda, le agregamos 2 gotas de lavandina por cada litro de agua, o la hervimos 5 minutos antes de usarla.

Otro aspecto importante para prevenir el SUH

La faena de animales sin las prácticas adecuadas pone en riesgo nuestra salud

 –  La compra por internet y redes sociales no siempre es segura.

 – Las comidas listas para el consumo (empanadas, tartas, pizzas) nunca deben ser exhibidas a temperatura ambiente.