ATE protesta en Oro por violencia de gènero ejercida desde el municipio

0
174

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE) seccional Allen protesta hoy en las puertas del Concejo Deliberante de la ciudad de Fernández Oro para denunciar la violencia que ejerce el Municipio hacia las mujeres. 

El Ejecutivo que encabeza Mariano Lavin en consonancia con representantes del Concejo Deliberante, como es su propia presidenta «Pancha» Rebaliatti y el concejal Gustavo Amati, no solo despiden a trabajadoras que son sostén de familia y cuentan con más de 9 años de antigüedad sino que se niega a aplicar la Ley Micaela con perspectiva de género e incumple la Ley 26485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.  

“El sindicato toma la determinación de comenzar con las protestas luego de haber intentado por todos los medios que las compañeras sean reincorporadas. Incluso la Secretaría de Trabajo citó al Ejecutivo y al Legislativo para mediar pero no se presentaron, y en este sentido creemos que deberían ser sancionados, ya que no tenían motivos para no ir a la audiencia”, explicó *Carolina Suarez, secretaria general de la seccional Allen de ATE*.   

“Si no hay respuestas vamos a endurecer las medidas, ya que no están respetando la estabilidad económica de estas mujeres que son sostén de familia. Llama la atención que hayan sido todas trabajadoras las que despidieron, todas con más de 9 años de antigüedad. Esto es violencia de género”, completó la dirigente. 

Es así que desde las 10 de la mañana se entregarán folletos para detallar la situación y se realizará una radio abierta.

“Las dejan en el desamparo, solas con los chicos, teniendo que pagar un alquiler, es una situación muy difícil” dijo por su parte Ramón Cayuqueo, secretario gremial de la seccional.

“Desde el sindicato repudiamos absolutamente este tipo de acciones. Sabemos además que hay trabajadoras en negro en el municipio, a las que tampoco le van a renovar el contrato, después de más de diez años de desempeño en condiciones de una irregularidad inadmisible. Que el municipio tenga gente en negro trabajando es una vergüenza”, completó.