La CTA Autónoma repudió la anulación del protocolo del aborto

0
214

La Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma repudió la anulación del presidente Mauricio Macri del protocolo -publicado el pasado miércoles en el Boletín Oficial- que establecía el modo en que se debe realizar la Interrupción Legal del Embarazo (ILE), una deuda respecto de lo que ya había estipulado la Corte Suprema en 2015. 

“La importancia del protocolo radicaba en que las personas que cursaban una gestación podían presentarse bajo su voluntad en el centro de salud e indicar que necesitaban que se les practique una ILE para detener un embarazo que pusiera en riesgo su salud, ya sea física o mental, o que fuese producto de una violación. Es decir, no sería necesaria una autorización o comprobación respecto de lo que alega la persona para no demorar el procedimiento y proteger su integridad”, señaló Edit Rajneri, secretaria de género de la CTA Autónoma de Río Negro.  

Desde la central se recordó que además brindaba la posibilidad de que niñas de entre 13 y 16 años solicitaran un aborto en los casos contemplados por la ley sin la autorización de sus padres, entendiendo que un gran porcentaje de las violaciones son intrafamiliares y que implica que el violador pueda tener opinión sobre la detención o continuidad de la gestación. Y en consonancia con el nuevo Código Civil que brinda más autonomía a los niños y adolescentes.

“Es importante destacar que Rubinstein no legalizaba el aborto, solo ponía en vigencia un protocolo presentado en el 2015 por la Corte Suprema que igualaba la forma de aplicación de la ILE para todas las provincias, en los mismos casos que contempla la ley del año 1920. Sin embargo, representaba un avance en la aplicación del aborto no punible. Una medida que se tomaba ante la falta de protocolos hospitalarios provinciales, sugeridos en 2012 tras el ya conocido fallo FAL que estableció que cualquier mujer violada (sin importar si posee o no discapacidad mental) puede acceder a la ILE», detalló Rajneri.  

Finalmente la dirigente señaló que “Macri gobierna hoy especulando sobre lo que sus votantes pretenden de él para que lo sigan viendo con buenos ojos, mientras niñas, adolescentes, mujeres y personas gestantes siguen recurriendo a la clandestinidad para sacar de su vientre un embrión que no eligieron gestar, que daña su salud o lo hará en el futuro si sigue creciendo. Son personas que ponen en riesgo su integridad practicándose un aborto en las sombras porque el Estado no está allí para protegerlas, que después de ser violadas son sometidas a debates médicos y judiciales sobre si debe continuar con un embarazo forzoso”, completó la dirigente.

Finalmente se destacó que la política nacional respecto a la legislación del aborto tiene sus expectativas puestas sobre el presidente electo y próximo a asumir, Alberto Fernández, quien ha planteado públicamente interés por el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo y ha calificado de vergonzosa la marcha atrás de Macri en el protocolo de ILE que ayer anuló.

Así, la lucha por el aborto, que multiplicó sus fuerzas ante el último debate en el Congreso con la marea verde, continúa hasta que se practique en el hospital de modo legal, seguro y gratuito, hasta que la triple consigna sea un hecho: educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir.